Vive el motor

Disfruta de las noticias y rugidos de toda clase de motores.

By

¿Cómo montar el kit de embrague uno mismo?

Se dice que para montar uno mismo el kit de embrague se necesita una gran experiencia en mecánica. Es cierto, pero algunos lo hacen por sí mismos. En este artículo descubrirás cuál es la parte más difícil y cómo valorar si puedes o no aventurarte en esta operación tan fastidiosa.


Para sacar la caja de marchas del coche puede que necesites ayuda de otra persona, ya que pesa bastantes kilos. Aunque esto puede ser un inconveniente, lo más difícil es desacoplar la caja del motor y retirar el soporte antes de montar el kit de embrague.

Para ello, debes desconectar varios cables. La sustitución, por sí misma, no tiene ningún misterio, siempre y cuando sepas lo que estás haciendo. Pero todavía te quedará la operación más importante: centrar el cojinete sobre el eje del motor.

He aquí cómo se hace de forma general, ya que existen diferencias entre diferentes modelos de coche.

 

¿En qué consiste el kit y por qué hay que cambiarlo?

El kit consta de un mecanismo de embrague, con un disco y un rodamiento que van unidos a la horquilla y al volante motor, al cual deberás acceder. Todos ellos permiten el funcionamiento de la transmisión manual, que sirve tanto para cambiar de marcha como para permanecer parado y volver a arrancar.

Debes saber que cuando el embrague baja su rendimiento notarás que es más difícil cambiar de marcha. El embrague se desgasta por la acumulación de kilómetros, especialmente el revestimiento del disco. Habitualmente se dice que el embrague “patina”, aunque no sea siempre el problema real.

¿Por dónde empezar?

Desmontar el kit de embrague es una operación compleja. Antes de nada debes levantar el vehículo para sacar las ruedas. Después, y antes de extraer la caja, necesitas retirar toda una serie de elementos.

A continuación, tienes que desenchufar los cables y conectores (no olvides la batería). Debes asegurarte de desacoplar la transmisión de la caja de marchas antes de extraerla, así como los sensores (PMS, sensor de velocidad, etc.) y el soporte. Además, hay que desconectar el motor de arranque.

Es por estas razones por las que se requiere cierto nivel de experiencia para montar un kit de embrague. Efectivamente, en materia de mecánica automovilística todo se complica cuando tienes que mover piezas o desenchufar conexiones, ya que corres el riesgo de equivocarte al hacer el montaje inverso. ¡Tenlo muy en cuenta!

¿Cómo extraer un embrague?

Cuando desacoples la caja de marchas del soporte, el motor debe quedar sujeto. Una vez hecho esto, desenrosca los tornillos que sujetan la caja (son varios) para poder retirarla. De esta forma accedes al mecanismo y al cojinete, el cual también debe sacarse.

Sustitución

Si no dispones de un centrador universal de embragues, necesitarás uno que se adapte perfectamente a tu kit. ¡Ojo, no siempre viene incluido! Esta sustitución no es la parte más complicada pero es necesario saber utilizar la herramienta para poder colocar el cojinete sobre el eje motor. No olvides engrasarlo antes de introducirlo.

¡Compartir es vivir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>